El blog de Carlos Díaz-Pache » 2010 » octubre

Dudas o visiones sobre Open Data

Ellen Miller, de la Sunlight Foundation

Ellen Miller, de la Sunlight Foundation

Se ha publicado en Euskadi+innova una noticia sobre las dudas que supuestamente están apareciendo sobre los efectos democráticos derivados del open data.

Ellen Miller, de la Sunlight Foundation, promotora de la transparencia gubernamental, ha comentado que no se está viendo que se estén poniendo a disposición de los ciudadanos los tipos de datos que se habían prometido, y sobre el trabajo de organismo como el suyo dice que  ”se está trabajando en dos lados: ayudando y estimulando a las entidades a publicar datos, y ayudando al gobierno a comprometerse con los ciudadanos para co-crear gobierno“. Pero va un poco más allá y señala que la transparencia de los datos “no es suficiente. Se necesita exactitud, pertinencia y calidad en los datos.

Desde luego que no puedo estar más de acuerdo con Miller en este punto. Si únicamente nos dedicamos a poner a disposición del ciudadano la versión digitalizada de legajos con listados de información inexacta o irrelevante, los objetivos del open data se alejarán por sobredosis de datos y carencia de verdadera información.

Sin embargo, algunos como Gunnar Hellekson, del Red Hat’s US Public Sector group,  opinan que no es razonable pedir perfección a la “mayor y más compleja organización del mundo“: la administración pública. Por lo tanto, si queremos un cambio, deberemos asumir los riesgos y las imperfecciones. También estoy de acuerdo con él.

Creo que el CEO de Red Hat, Jim Whitehurst, acierta plenamente cuando dice que “si todo el mundo anduviese desnudo, todos iríamos al gimnasio más a menudo”. Y esa es una de las grandes ventajas del Open Data, que el escrutinio público obliga a las administraciones a mejorar, porque sus fallos y sus carencias enseguida se ven, se señalan y se denuncian.

Por lo tanto, y a pesar de que a veces estas visiones parecen enfrentadas, personalmente me parece que se complementan y son enriquecedoras. Por un lado se pide transparencia. Se pide ahora, no cuando se arreglen todas las carencias y se organicen todos los registros. Por otro lado se pide calidad y exactitud, con lo que en paralelo a la publicación debe trabajarse en la mejora de esos registros para mejorar la administración y para mejorar el modo en que su información puede ser utilizada en proyectos innovadores.

Los datos públicos relacionan administración, ciudadanía y empresa de una forma desconocida hasta ahora, evitando que la innovación en el sector tenga que venir de la propia administración, única utilizadora de sus datos hasta este momento. Con su liberación, además de la transparencia y la obligación de mejora de los procedimientos (aunque sólo sea por vergüenza torera), aparecen usos inesperados, innovadores que pueden mejorar significativamente la relación ciudadano-administración.

Panorama Theme by Themocracy