El blog de Carlos Díaz-Pache » Dudas o visiones sobre Open Data

Dudas o visiones sobre Open Data

Por Carlos Díaz-Pache Gosende, 20/10/2010 17:25
Ellen Miller, de la Sunlight Foundation

Ellen Miller, de la Sunlight Foundation

Se ha publicado en Euskadi+innova una noticia sobre las dudas que supuestamente están apareciendo sobre los efectos democráticos derivados del open data.

Ellen Miller, de la Sunlight Foundation, promotora de la transparencia gubernamental, ha comentado que no se está viendo que se estén poniendo a disposición de los ciudadanos los tipos de datos que se habían prometido, y sobre el trabajo de organismo como el suyo dice que  ”se está trabajando en dos lados: ayudando y estimulando a las entidades a publicar datos, y ayudando al gobierno a comprometerse con los ciudadanos para co-crear gobierno“. Pero va un poco más allá y señala que la transparencia de los datos “no es suficiente. Se necesita exactitud, pertinencia y calidad en los datos.

Desde luego que no puedo estar más de acuerdo con Miller en este punto. Si únicamente nos dedicamos a poner a disposición del ciudadano la versión digitalizada de legajos con listados de información inexacta o irrelevante, los objetivos del open data se alejarán por sobredosis de datos y carencia de verdadera información.

Sin embargo, algunos como Gunnar Hellekson, del Red Hat’s US Public Sector group,  opinan que no es razonable pedir perfección a la “mayor y más compleja organización del mundo“: la administración pública. Por lo tanto, si queremos un cambio, deberemos asumir los riesgos y las imperfecciones. También estoy de acuerdo con él.

Creo que el CEO de Red Hat, Jim Whitehurst, acierta plenamente cuando dice que “si todo el mundo anduviese desnudo, todos iríamos al gimnasio más a menudo”. Y esa es una de las grandes ventajas del Open Data, que el escrutinio público obliga a las administraciones a mejorar, porque sus fallos y sus carencias enseguida se ven, se señalan y se denuncian.

Por lo tanto, y a pesar de que a veces estas visiones parecen enfrentadas, personalmente me parece que se complementan y son enriquecedoras. Por un lado se pide transparencia. Se pide ahora, no cuando se arreglen todas las carencias y se organicen todos los registros. Por otro lado se pide calidad y exactitud, con lo que en paralelo a la publicación debe trabajarse en la mejora de esos registros para mejorar la administración y para mejorar el modo en que su información puede ser utilizada en proyectos innovadores.

Los datos públicos relacionan administración, ciudadanía y empresa de una forma desconocida hasta ahora, evitando que la innovación en el sector tenga que venir de la propia administración, única utilizadora de sus datos hasta este momento. Con su liberación, además de la transparencia y la obligación de mejora de los procedimientos (aunque sólo sea por vergüenza torera), aparecen usos inesperados, innovadores que pueden mejorar significativamente la relación ciudadano-administración.

7 Rspuestas para “Dudas o visiones sobre Open Data”

  1. Alorza dice:

    Estoy de acuerdo, Carlos. Me apuntaré al gimnasio :-)

    A mi entender, se están mezclando, e induciendo a confusión, las políticas de open data y las de transparencia. Open data va más dirigido a la colaboración y puede producir, como segundo resultado, transparencia. La clave para la transparencia es ofrecer información de forma clara (usable, entendible…) y obscena (que incluya lo bueno y lo malo).

  2. Entiendo que van de la mano y que no se entiende una sin la otra. ¿Qué transparencia puede haber sin open data? La mera publicación de datos sin formato, sin posibilidad de interoperabilidad, sin contar con las personas, empresas u organismos a quienes puedan interesar será un intento por no ser transparentes. Será un intento de cubrir el expediente pero mantener oculta la información bajo una montaña de datos. ¿Qué datos abiertos puede haber si no hay transparencia? Si únicamente se publican datos irrelevantes o parciales en formatos muy cómodos e interoperables no creo que podamos hablar de open data. Hablaremos de ensayos o pruebas técnicas, pero la administración no podrá decir que tiene políticas de apertura de datos.

    Tansparencia y open data entiendo que son dos caras de la misma moneda.

  3. idoiallano dice:

    Puede que exista confusión sobre el odata y su relación con la transparencia, pero no sé si es nuestra, de los que hablamos de más democracia cuando nos referimos al dato abierto y liberado.

    Dato es toda la información que se transmite debidamente catalogada y clasificada, porque el dato es la base del documento y de las series estadísticas, de los informes y de los documentos…El dato no sólo sirve para cuantificar si no para elaborar y crear documentos, informes, en suma y como comenta Carlos Díaz-Pache para hacer una información más accesible, no en el sentido de accesible a personas con discapacidad, si no accesible a la ciudadanía en relación al gobierno o institución pública que custodia el dato.

    Cuando Miller habla de la calidad del dato habla de transparencia. Veamos: es posible que las series de datos sobre demografía iluminen trabajos de infomediarios y al fin y a la postre de ciudadanía pero… cuando hablamos de calidad del dato nos referimos a que pedimos acceso a la información en datos libres y en formatos abiertos de aquello que requiramos para ejercer el control que la ciudadanía necesita realizar sobre su administración e instituciones públicas.

    Que es una cuestión de tiempo y esfuerzo? Sin duda pero podíamos haber empezado la casa por los cimientos de la demanda ciudadana de transparencia

    Carlos lo explica muy bien en estas conclusiones
    http://www.euskadinnova.net/es/enpresa-digitala/noticias/crecen-dudas-sobre-efectos-democraticos-open-data/7036.aspx?utm_source=rss_feed&utm_medium=rss&utm_campaign=accesos_rss

    “Creo que el debate al final se centra en pedir por un lado la apertura de los datos, aunque esos datos no sean exactos y totalmente fiables, y por otra parte pedir también que se trabaje en paralelo en organizar esos datos para contar con registros de calidad, cuya explotación final pueda proporcionar servicios más ricos.

    Transparencia y Open data, dos caras de la misma moneda.

    La base de la petición de transparencia en la UE queda recogida en el Convenio para el acceso a documentos oficiales del Consejo de Europa, cuando dice que “todos los documentos públicos son en principio públicos y solamente pueden ser retenidos para proteger otros derechos e intereses legítimos”.

    En el caso de la petición para que los datos sean puestos a disposición de los potenciales reutilizadores en formatos libres y adecuados para su procesado, esperemos que la Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública incorpore en su anteproyecto (o se añada en el trámite parlamentario) tenga en cuenta esta necesidad para favorecer el acceso a la información y la innovación que puede llevar a nuevos servicios extraordinariamente útiles para la sociedad.”

    Y aporto este cuadro de la Sunlight Foundation sobre el ciclo de la Transparencia que estoy segura que nos vendrá muy bien a todas :-)

    Fijaros en la organización de datos para obtener datos de calidad y más accesibles y su papel en el ciclo, en el que no hablaría de linealidad Albert, si no de círculo. No es que a la ciudadanía esto le pille de rebote, no, le pilla de pleno.

    The Cycle of Transparency
    http://sunlightfoundation.com/TransparencyCycle/

    Introducing the Cycle of Transparency
    http://blog.sunlightfoundation.com/2010/03/10/introducing-the-cycle-of-transparency/

  4. Alorza dice:

    Parece que estamos los 3 de acuerdo. Open data es sólo una pieza del ecosistema informativo que sustenta la transparencia, la participación y la colaboración. Cada uno de los elementos que lo componen son necesarios, pero no suficientes, y están todos interrelacionados.

  5. @idoia: Es verdad que hubiera sido deseable empezar la casa por los cimientos y poner a disposición de todo el mundo datos en un formato interoperable y con la calidad suficiente para poder explotarlos, pero en muchas administraciones, muchos de los repositorios de datos no están registrados en un formato que los haga fácilmente explotables. Las bases de datos no están relacionadas o los datos se tratan como listados sin una estructura funcional. Por eso es necesario pedir la doble vía: que se expongan los datos tal y como estén y que se trabaje en su mejora.

    Me parece muy interesante lo del círculo de la transparencia. Sobre todo, porque me parecen los actores necesarios no solo para la transparencia en la administración, sino en toda su transformación hacia un gobierno abierto, hacia una democracia verdaderamente 2.0:

    Legisladores
    Grupos de presión y Think tanks
    Grupos de apoyo
    Ciudadanos comprometidos
    Periodistas y bloggers
    Diseñadores gráficos
    Desarrolladores web
    Agencias gubernamentales

    Echo de menos como actores de este proceso a las empresas del sector de las TIC, que también tienen que relacionarse con las agencias gubernamentales y con los profesionales del desarrollo, y que pueden aportar un valor nada despreciable en la definición de los objetivos y el modo de alcanzarlos.

    @alorza: Parece que sí. Necesario pero no suficiente. Pero puede ser punta de lanza de lo que viene detrás.

  6. Como dice David Osimo, “los beneficios del open data todavía no están claros, pero está sucediendo lo mismo que con otras tendencias tecnológicas” (yo diría modas).

  7. [...] también decisiva la calidad de la información que se ofrece según y en relación a los diferentes potenciales usuar…: Si es exacta, completa,, relevante, actualizada, consistente, detallada, oportuna,  o bien [...]

Deja un Mensaje

Panorama Theme by Themocracy