El blog de Carlos Díaz-Pache » Geoposicionamiento. ¿El límite de la privacidad?

Geoposicionamiento. ¿El límite de la privacidad?

Por , 17/09/2010 12:43
Geolocalización

Geolocalización

Internet es muy joven todavía. Hace unos años todos nos parapetábamos detrás de un nick en páginas web y chats (los famosos maquinero19 y similares). Hacíamos del anonimato la ventaja de la tecnología y nos sentíamos más libres para expresar nuestras opiniones, hacerlo con más vehemencia o directamente defender la postura contraria por diversión. El anonimato, por otra parte, nos devolvía relaciones frias y falsas.

Con la llegada de las nuevas redes sociales (especialemente a partir de Facebook) todos nos identificamos con nombre, apellidos y foto, dejando a maquinero19 en un cajón y asumiendo con naturalidad que no hay nada que ocultar y que si tú te identificas, yo también me siento cómodo para hacerlo y podemos hablar como personas civilizadas.

Pero en cada cambio, siempre hay quien va un poco más alla, y es necesario que así sea para que la mayoría valoremos lo que consideramos un límite razonable. Hemos hablado de privacidad en otras ocasiones, y los sistemas de geoposicionamiento constante de los que disponemos (tipo foursquare, facebook places, …) están empezando a asustar a los más valientes.

Las apelaciones al sentido común o la advertencia directa han sido y son una constante últimamente ante quien comparte sus actividades y su ubicación en todo momento, máxime cuando utilizamos el móvil para relacionarnos cada vez más y un equipo fijo cada vez menos. Twitter se ha apuntado a geoposicionar. Lo hacen las cámaras de fotos. Lo quieren hacer casi todas las aplicaciones. Todo lo que hacemos puede dejar un rastro que nos comprometa.

En este punto hay que insistir en la imprescindible formación tecnológica del profesorado para que los niños y adolescentes aprendan a utilizar lo que tienen entre manos con sentido común. Es decir, adaptar el mensaje de los abuelos «no hables ni te vayas con desconocidos» a la segunda década del siglo XXI.

Post escrito desde algún punto de Madrid 🙂

Una respuesta para “Geoposicionamiento. ¿El límite de la privacidad?”

  1. Antonio Sánchez-Tembleque dice:

    Me «geoposiciono» a favor de lo que dices, creo que cualquiera puede ser víctima de las nuevas tecnologías si se usan de forma inadecuada, algo interesante sería, también, que los usuarios de las redes sociales supiesen que los departamentos de RRHH utilizan estos datos, sería gracioso ver al entrevistador desmontando las mentiras del candidato por tener un perfil abierto en Facebook.
    Saludos desde…

Deja un Mensaje

Panorama Theme by Themocracy