El blog de Carlos Díaz-Pache » estándares

Entradas etiquetadas: estándares

La UE apuesta por la Sociedad de la Información

Reunión de Ministros de la UE

Reunión de Ministros de la UE

Ayer se celebró en Granada una reunión de los Ministros de la Unión Europea responsables de las políticas de la Sociedad de la Información en la que se debatió sobre la Estrategia UE2020.

Los ministros consideran que «El sector TIC es fundamental para el crecimiento y la creación de empleo en la economía de la UE y contribuye en un 50% al aumento de la productividad» y que «Europa podría situarse en una vía rápida de crecimiento elevando su competitividad global en la Economía Digital«, en lo que respecta, entre otras cosas,»a la divulgación en línea del conocimiento» y la «distribución en línea de bienes y servicios«.

Teniendo esto en cuenta, proponen acciones en los siguientes ámbitos:

  • Infraestructuras
  • Uso avanzado de la Internet abierta, seguridad y confianza
  • Derechos Digitales de los Usuarios
  • Mercado Único Digital
  • Servicios Públicos Digitales
  • Fortalecer la competitividad del sector TIC europeo
  • Dimensión internacional de la Agenda Digital
  • Indicadores de Progreso

En cuanto a infraestructuras, los ministros se proponen superar la brecha digital, impulsar las redes de «velocidad ultrarrápida» y promover el rápido desarrollo de servicios digitales inalámbricos innovadores. Sería recomendable, en este caso, modificar las normas que impiden a los Ayuntamientos ofrecer acceso a Internet de forma inalámbrica y gratuíta. El acceso a Internet es vital para el desarrollo de la Socidad de la Información, y ese acceso inalámbrico sería un paso fundamental que además podría salir muy barato a la administración.

En el apartado del uso de la Internet abierta, segura y de confianza, los ministros pretenden «Salvaguardar el carácter abierto de internet» mediante «la implementación y la supervisión de la nueva normativa de comunicaciones electrónicas de la UE, en lo relativo a la explotación de redes«, evitando explicitamente «los ataques a la neutralidad de la red«. En este punto conviene recordar los últimos ataques recibidos a esa neutralidad, y recomendar a la UE que establezca en la normativa los mecanismos necesarios para evitar que las operadoras de telecomunicaciones puedan pervertir la naturaleza de Internet, ya sea por intentar cobrar a quienes ofrecen los contenidos, como por priorizar el tráfico de determinados protocolos o servicios.

En este punto también se aborda el tema del uso de las TIC en la educación, que siempre ha sido una fuente de gasto sin un beneficio demasiado claro por varios motivos: es imprescindible la alfabetización digital del profesorado y la adaptación de los métodos y contenidos de las asignaturas para su aprendizaje a través de nuevos sistemas antes de realizar el gasto en infraestructuras. Es muy vistoso comprar cientos de portátiles para los alumnos de un colegio, pero si los profesores los utilizan peor que los alumnos y se siguen utilizando los mismos libros, el gasto habrá sido inútil y se habrá dejado pasar otra oportunidad de mejorar el sistema educativo.

En el apartado del que generalmente se ocupa este blog, la Administración Electrónica, se invita a promocionar los servicos públicos e inteligentes, a mejorar la confianza mediante acciones concertadas en relación con la autenticación electrónica, especialmente la firma electrónica o el DNI electrónico, e incluso a aprovechar las oportunidades del «cloud computing«.

En cuanto a Derechos digitales de los usuarios, se comprometen a elaborar una «Carta de Derechos Digitales de las Comunicaciones Electrónicas y de los servicios en línea«. Habrá que seguir de cerca los trabajos de elaboración de este documento, porque dependiendo de las personas u organismos a quienes pidan consejo, será una buena forma de proteger los derechos de los usuarios o una excusa para favorecer a las empresas de telecomunicaciones.

Mencionan también en este apartado que promoverán la privacidad y la protección de los datos en la Administración electrónica (que se lo digan a la DGT) e incluso en las redes sociales, entiendo que facilitando información a los usuarios o haciendo recomendaciones a las propias redes, pero no legislando en este caso.

Cuando hablan del Mercado Único Digital, los ministros reconocen que deben eliminar obstáculos regulatorios en las trasnacciones transfronterizas, y abordan el espinoso tema de los derechos de propiedad intelectual mencionando, con muy buen criterio en mi opinión, que es importante promover activamente «soluciones prácticas que impulsen nuevos modelos de negocio«, punto fundamental en el que particularmente la industria discográfica debería poner los ojos, además de promocionar el acceso a los contenidos digitales y la protección de la remuneración de los derechos de autor.

En un plano más interno, la UE considera que debe promocionar y adoptar «sistemas interoperables de compras públicas electrónicas, de facturación electrónica y de pagos electrónicos, basados en tecnologías flexibles y abiertas.«, algo con lo que no puedo estar más de acuerdo.

Proponen también impulsar «la digitalización y divulgación del patrimonio cultural de Europa«, así como el acceso a  «una oferta legal de contenidos de alta calidad» y «estimular el comercio electrónico transfronterizo«, siempre mediante estándares abiertos.

Los ministros abordan los servicios públicos digitales, recordando que se debe dar respuesta a la Declaración de Malmö sobre administración electrónica (en inglés, PDF),

«mediante el desarrollo de servicios públicos digitales interoperables, más efectivos y eficientes, que consolide un gobierno abierto y transparente, que fomente la participación activa y que promueva la reutilización de la información del sector público, lo que fomentará notablemente la innovación en servicios orientados hacia el usuario, realzando asimismo la eficiencia de la Administración, con la consiguiente reducción significativa de las cargas administrativas para ciudadanos y empresas, lo que contribuirá igualmente a una economía más eco-eficiente.»

Innovación y ahorro de costes en la Administración electrónica son dos conceptos con los que los ministros también se comprometen «mediante la promoción sistemática de estándares abiertos y sistemas interoperables, el desarrollo de sistemas de autenticación electrónicos dentro de la UE y el desarrollo proactivo de la facturación electrónica«. El monstruoso coste de las licencias, tanto de sistemas operativos como de suites ofimáticas y otros programas que no utilizan estándares abiertos supone un lastre para el desarrollo tecnológico de la administración. Con el mismo presupuesto podrían comprarse más y mejores equipos, contratar mejor soporte o realizar más desarrollos particulares.

Fortalecer la competitividad del sector TIC europeo es también una prioridad, pero los ministros despachan este tema con una declaración de intenciones sobre elminiar trabas burocráticas y mejorar las actuaciones de I+D+i.

En cuanto a la dimensión internacional de la Agenda Digital de la UE, parece que los ministros pretenden que la Unión Europea tenga una voz única y clara en los foros internacionales al hablar de estándares TIC, política audiovisual, derechos digitales y accesibilidad, y buscan mayor coordinación entre los estados miembros en la «Gobernanza de Internet«, lo cual da un poco de miedo. En este sentido, se busca seguir avanzando en los principios de la Agenda de Túnez, tales como la transparencia, el multilaterismo o la democracia. Es importante que la UE tenga una posición común y sea razonable, y que las instituciones europeas no promuevan por un lado lo que intentan evitar por otro.

Finalmente se comprometen a realizar un seguimiento para medir la eficacia de las medidas implantadas mediantes unos Indicadores de Progreso.

En general, parece una clara apuesta por la sociedad de la información que debe transformarse en iniciativas concretas. Esperemos que en lo que respecta a España se sigan estas directrices en cuanto a garantizar la neutralidad de la red, apostar por estándares abiertos o promover el acceso a internet vía inalámbrica (y vía banda ancha residencial) por parte de todos los ciudadanos, y que los derechos de los usuarios queden correctamente recogidos en la anunciada «Carta de Derechos Digitales«.

Anexo: Declaración de Granada para la nueva Agenda Digital [PDF]

La importancia de los estándares abiertos

World Wide Web Consortium

World Wide Web Consortium

Recuerdo que la mayoría de las páginas web hace años señalaban en un lugar destacado que estaban optimizadas para ser visualizadas con Internet Explorer en una resolución de 800×600. Algunas reliquias sobreviven con gifs animados y botones en java, pero en general, se tiende a no recomendar un navegador particular y a diseñar las páginas y aplicaciones web para que la elección del usuario no interfiera en la «experiencia de la navegación«, que diría Steve Jobs.

El W3C lleva muchos años diseñando estándares abiertos para la web, adaptándose al paso de las distintas necesidades y las nuevas tecnologías. Así, sus recomendaciones incluyen AJAX, HTML, CSS, XHTML, XML, etc. La mayoría de los navegadores recogen e implementan estos estándares, aunque algunos están empeñados en mantener su posición dominante con la técnica de «Adoptar, extender y extinguir»

Particularizando en la administración electrónica, debo citar de nuevo la ley 11/2007 (LAECSP), que en artículo 2 reconoce los derechos de los ciudadanos en su relación electrónica con la administración pública. Concretamente, especifica:

Artículo 2.k. [los ciudadanos tienen derecho] a elegir las aplicaciones o sistemas para relacionarse con las Administraciones Públicas siempre y cuando utilicen estándares abiertos o, en su caso, aquellos otros que sean de uso generalizado por los ciudadanos.

Además, en su artículo 41 habla de la interoperabilidad:

Artículo 41. Interoperabilidad de los Sistemas de Información. Las administraciones Públicas utilizarán las tecnologías de la información en sus relaciones con las demás administraciones y con los ciudadanos, aplicando medidas informáticas, tecnológicas, organizativas, y de seguridad, que garanticen un adecuado nivel de interoperabilidad técnica, semántica y organizativa y eviten discriminación a los ciudadanos por razón de su elección tecnológica.

Esto obliga a las administraciones a utilizar los estándares abiertos y a no discriminar a los usuarios por el navegador (o la suite ofimática) que se elija. De este modo no deberíamos encontrar en las páginas de la administración pública ningún aviso que nos indique la obligatoriedad de utilizar Internet Explorer, Microsoft Word o Google Chrome, si es que llega ese momento, que no sería raro.

Kevin Novak, responsable del grupo de interés en Administración electrónica del Word Wide Web Consortium, escribió un artículo titulado «The importance of Open Web Standards in the Move to Open and Transparent Government» (PDF) (La importancia de los estándares web abiertos en el movimiento por un gobierno abierto y transparente) en el que dice:

«Es importante considerar qué Web y qué tecnologías relacionadas son necesarias y cómo esas tecnologías afectan al éxito último de nuestros esfuerzos. Los objetivos de un gobierto abierto – accesibilidad, interoperabilildad, inclusión ciudadana, e interacción requerirá la adopción y el uso de una web y unos estándares abiertos. Sin ellos, los datos no podrán ser intercambiados o interoperados con otras aplicaciones, las páginas web no podrán ser interpretadas de forma efectiva, la información no podrá ser compartida o interpretada y las páginas web o los datos no podrán ser gestionados para el largo plazo«.

Estoy muy de acuerdo con él. Afortunadamente contamos con organismos dedicados a definir estándares libres. Organismos que cuentan con la industria y las administraciones para recoger las necesidades y plasmarlas en una definición que pueda ser útil para todos. Debemos utilizarlas porque es muy importante garantizar que el modo en que se relacionan los ciudadanos con las administraciones no sea a través de una solución tecnológica impuesta y privada, y que la información que intercambian tenga un formato libre y estándar.

Panorama Theme by Themocracy