El blog de Carlos Díaz-Pache » Ley 11/2007

Entradas etiquetadas: Ley 11/2007

¿Se puede acceder a los trámites de la AGE por internet?

Administración electrónica

El grado de cumplimiento de la LAECSP parece menor del que anuncia el Consejo de Ministros

Hace unos días, el Consejo de Ministros estudió un informe sobre el cumplimiento de los compromisos definidos en la Ley de Acceso Electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos. Este informe concluía que en la actualidad, unos días después de la entrada en vigor de las obligaciones que la ley 11/2007 tenía preparadas para el primer día de este año, se puede acceder al 96,4 por 100 de los trámites de la Administración General del Estado a través de medios electrónicos.

El informe, al que no hemos tenido acceso, seguramente explica con más detalle esta cifra que en principio parece engañosa. En la referencia del Consejo de Ministros no se habla de que la ley se cumpla en ese porcentaje, sino que se puede acceder a los trámites a través de medios electrónicos. A buen seguro, muchos de los trámites computados para ofrecer esa esperanzadora cifra solo contemplen una casuística limitada, una parte de la tramitación o, en muchos casos, una mera declaración de buena voluntad en forma de pantalla web.

Sería interesante conocer los pormenores del informe, segmentado por administraciones para poder evaluar realmente quién ha hecho los deberes en este tiempo y cuánto queda para llegar a un cumplimiento total de los compromisos.

Teniendo en cuenta la fecha de publicación del reglamento que desarrolla la ley (18/11/2009), es cierto que para muchas cosas el margen era escaso, pero la tardanza en ofrecer esta norma no debería eximir a la Administración de haber tenido preparadas y disponibles para los ciudadanos todos los trámites que especificaba la ley.

En este momento, y con la AGE al menos encarrilada en la senda de la disponibilidad a través de la Red, creo que es la hora de mirar a la administración autonómica y a la local para preguntarles cómo llevan lo suyo, porque podremos ver cómo hay quien ha cogido el toro por los cuernos y quien se ha quedado, parapetado tras los matices acerca del presupuesto de la LAECSP, nuevamente a la cola de la innovación y el progeso.

Aprobados los Esquemas Nacionales de Seguridad e Interoperabilidad

El Esquema Nacional de Seguridad define parámetros de seguridad a las AAPP

El Esquema Nacional de Seguridad define parámetros de seguridad a las AAPP

El inicio del nuevo año nos ha traído las esperadas normas que regulan los Esquemas Nacionales de Seguridad e Interoperabilidad. Estos Reales Decretos constituyen un paso muy importante en el desarrollo de la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos de 2007 (Ley 11/2007 o LAECSP).

Según se indica en la web de la Moncloa, “Estos Esquemas establecen los requisitos mínimos que cada Administración deberá aplicar para poder ofrecer al ciudadano un servicio unificado. Es decir, un ciudadano podrá realizar su gestión sin necesidad de conocer la administración competente.”

El Esquema Nacional de Interoperabilidad tiene como misión establecer “las condiciones necesarias para asegurar un adecuado nivel de interacción tecnológica entre administraciones”. Para ello, establece una serie de criterios y recomendaciones tecnológicas a las distintas Administraciones Públicas.

Por su parte, el Esquema Nacional de Seguridad “supone los principios básicos y requisitos mínimos que permiten una protección adecuada de la información a través de medidas para garantizar la seguridad de los sistemas, de los datos, de las comunicaciones y de los servicios electrónicos”. Este esquema define, entre otras cosas, la metodología para afrontar la respuesta a incidentes que afecten a la seguridad así como la política de seguridad en la utilización de medios electrónicos.

Por otra parte, he leído en Unblogenred que se ha firmado un acuerdo para promover el uso del software libre en las Administraciones Locales. Es una buena noticia que busca “poder trasladar a las administraciones locales los beneficios que el uso de tecnologías libres y de fuentes abiertas les pueden aportar en lo referente a la liberación de aplicaciones, el uso y la compartición de las mismas”, en palabras de Miguel Jaque, Director Gerente de CENATIC.

Publicado el R.D. que desarrolla la ley 11/2007

Boletín Oficial del Estado

Boletín Oficial del Estado

Este miércoles se publicó en el BOE, y por tanto ayer entró en vigor, el Real Decreto 1671/2009, de 6 de noviembre, por el que se desarrolla parcialmente la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos.

Esta norma, largamente esperada, llega tan solo un mes antes de que finalice el plazo de la Administración General del Estado para haber puesto todos sus trámites administrativos a disposición de los ciudadanos a través de Internet.

El mes pasado, el Consejo de Estado emitió un dictamen en el que expresaba que:

El proyecto de Real Decreto es adecuado a la consecución de su objetivo y merece una valoración global positiva al hacer posible el uso de las nuevas tecnologías en las relaciones entre la Administración y los ciudadanos, facilitando el ejercicio de sus derechos y favoreciendo la modernización, transparencia y rapidez en la actuación administrativa.

Este R.D. merece un estudio detallado pero leemos ya en su preámbulo que la norma pretende ser “ese complemento necesario en la Administración General del Estado para facilitar la efectiva realización de los derechos reconocidos en la Ley 11/2007″. Además, considera como principios estratégicos:

  • Procurar la más plena realización de los derechos reconocidos en la Ley 11/2007
  • Establecer un marco flexible en la implantación de los medios de comunicación (para evitar imposiciones de comunicacióna los ciudadanos, facilitar la actividad de implantación y adaptación a las distintas organizaciones, funciones y procedimientos e impedir que se dificulte la incorporación de nuevas soluciones y servicios)

El propio Real Decreto reconoce, de todas maneras, que en este puzle normativo faltan todavía dos piezas fundamentales:

  • Esquema Nacional de Interoperabilidad, encargado de establecer los criterios comunes de gestión de la información que permitan compartir soluciones e información
  • Esquema Nacional de Seguridad, que deberá establecer los criterios y niveles de seguridad necesarios para los procesos de tratamiento de la información que prevé el propio real decreto.

A lo largo de todo el texto son numerosas las referencias a estos dos esquemas a los que ya nos hemos referido en alguna ocasión y que vendrán a completar el conjunto normativo planteado para regular la administración electrónica en España.

La norma se desarrolla en seis títulos:

  • TÍTULO I: Disposiciones generales
  • TÍTULO II: Sedes electrónicas y punto de acceso general a la Administración General del Estado
  • TÍTULO III: Identificación y autenticación
  • TÍTULO IV: Registros electrónicos
  • TÍTULO V: De las comunicaciones y las notificaciones
  • TÍTULO VI: Los documentos electrónicos y sus copias

Merecen mención aparte los plazos marcados por el R.D. en sus disposiciones finales, que cuentan a partir de ayer y que repasamos a continuación:

  • 3 meses (19 de febrero de 2010): el Ministro de la Presidencia dictará las disposiciones necesarias para la constitución del punto de acceso general de la Administración General del Estado.
  • 4 meses (19 de marzo de 2010): Adaptación de los puntos de acceso electrónico pertenecientes a la AGE o sus organismos púlicos dependientes o vinculados.
  • 6 meses (19 de mayo de 2010): Ajuste a lo dispuesto en el R.D. de los registros telemáticos existentes a la entrada en vigor de la Ley 11/2007 afectados por el apartado 2 de la disposición transitoria única de la citada ley.

Esta norma es de obligado estudio para quienes trabajamos en las áreas tecnológicas y de procedimientos dentro de las Administraciones Públicas, y más si cabe, para quienes lo hacemos en la Administración General del Estado, ya que el texto, en este caso, no aplica a las administraciones regionales o locales.

El índice de Desarrollo de la eAdministración según la ONU

Organización de las Naciones Unidas

Organización de las Naciones Unidas

La Organización de Naciones Unidas publica desde el año 2002 un informe que evalúa el desarrollo de la Administración Electrónica en los 192 países que la conforman. En este informe se muestra el índice de Desarrollo de la eAdministración, que está compuesto por el índice web, el de infraestructura y el de capital humano.

Según leo en un informe de la Fundación Orange (PDF), el índice web se basa en un modelo de cinco etapas construido en función del nivel de sofisticación on-line de los estados miembros. Estas estapas, de menor a mayor nivel se denominan:

  • Emergente: La información es pobre y estática, no hay interacción con los ciudadanos.
  • Mejorada: Se ofrece mayor información sobre el gobierno y las políticas públicas de un modo más fácilmente accesibles a los ciudadanos, a través de formularios, con bases de datos, etc.
  • Interactiva: Se facilita la descarga de documentos oficiales y existen algunas aplicaciones para pagar impuestos, renovar licencias y trámites similares.
  • Transaccional: Se realizan interacciones de doble vía con los ciudadanos. Se pueden pagar impuestos, se gestionan los documentos de identidad, los certificados de nacimiento, pasaportes o licencias. Todas las gestiones con las AAPP se realizan on-line.
  • Conectada: Las distintas Administraciones Públicas se transforman para convertirse en una red perfectamente conectada que da servicio a los ciudadanos. Existen conexiones horizontales, entre distintos órganos gubernamentales; conexiones verticales, entre las distintas administraciones (general, regional y local); de infraestructura, garantizando la interoperabilidad; entre gobierno y ciudadanos y entre gobierno y grupos de interés.

Atendiendo a estos criterios, podemos decir que la Administración en España se encuentra entre la fase Interactiva y la Transaccional. La ley 11/2007 (LAECSP) busca el paso definitivo a esta penúltima fase, aunque la realidad nos dice que todavía estemamos lejos de cumplirla. Aún así quedaría un último paso, una interconexión total que facilitaría enormemente la vida a los ciudadanos.

En cuanto a los otros índices, el de infraestructura mide el número internautas, ordenadores, líneas de teléfono, móviles y conexiones de banda ancha por cada 100 habitantes, y el de capital humano estudia el grado de alfabetización de la población (el concepto tradicional, no la alfabetización digital), y las matriculaciones en los distintos niveles educativos.

Índice de Desarrollo de la Administración Electrónica

Índice de Desarrollo de la Administración Electrónica

Todo esto permite a España haber obtenido un índice de 0,72 y situarse como el vigésimo país del mundo en este campo, por delante de Alemania, Italia o Portugal, pero por detrás de países como Austria o Estonia, que en principio no deberían figurar en este ranking por delante del nuestro.

Somos el undécimo país de la UE en este ranking, lo que supone que queda mucho trabajo por delante. Esperemos que en el ranking del próximo año podamos decir que hemos mejorado significativamente.

Brainstorming 2.0

Twitter como fuente de ideas

Twitter puede utilizarse como fuente de ideas

A mediados de octubre se celebró en el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada de Barcelona la 17ª sessió web con el título “Treballar en xarxa a l’Administració: per on començar?” (Trabajar en red en la Administración: ¿por dónde empezar?). Esta sesión forma parte de unas jornadas organizadas periódicamente por la Generalitat de Catalunya para estudiar las posibilidades que Internet ofrece a la Administración.

En este caso, según leo en la página de Roca Salvatella, se realizó un trabajo previo vía Twitter para recopilar ideas. Un brainstorming 2.0 que generó un amplio debate que pudo completarse en vivo en la propia sesión. De los comentarios y opiniones principales, me gustaría extraer una serie de ideas que creo que reflejan bien el futuro necesario de las TIC en la Administración:

  • Para cambiar la percepción negativa de la administración por parte de los ciudadanos hay que ofrecierles servicios nuevos, sencillos y muy fucionales.
  • Es importante conocer lo que demandan los ciudadanos para poder definir los objetivos. En la administración no se piden proyectos 2.0 sino principalmente mejorar los trámites y procedimientos, hacerlos más sencillos y accesibles desde internet.
  • El horizonte actual de las administraciones es la adaptación a la ley 11/2007. Se está llegando tarde y se buscan soluciones para cubrir el expediente. Es urgente, y no hay mucho tiempo para sentarse a pensar la solución óptima.
  • Si no hay equipos de mantenimiento diferenciados de quienes deben ocuparse de los nuevos proyectos, lo urgente, las incidencias, las mejoras, no dejan tiempo para implementar correctamente nuevas funcionalidades
  • La difusión de las novedades o los servicios en proyecto sí puede hacerse a través de redes sociales, buscando la participación ciudadana en la fase de definición. La gente se siente más próxima si la Administración está presente en sus foros habituales. Por ejemplo, @desdelamoncloa en Twitter
  • Se necesitan servicios ágiles con procedimientos bien definidos, pero no se debe pretender ofrecer un servicio perfecto que no vaya a sufrir modificaciones posteriores más allá de la corrección de incidencias. La política de beta pública es un modo de trabajo que ha resultado eficaz. Se saca una primera versión y se va mejorando en posteriores revisiones, de acuerdo al plan inicial y teniendo en cuenta la opinión o las demandas de los usuarios, en una estrategia de evolución contínua que lleva a prestar un servicio de mayor calidad y más eficaz.
  • En cuanto a la dirección de los proyectos, debe permitirse (parece sencillo, pero no lo es) introducir innovación en la Administración. Y eso se consigue con directores de proyecto con profundo conocimiento de la actualidad del sector de las TIC o con directores que tengan muy en cuenta a sus asesores expertos. No se puede pretender innovar con personas absolutamente desactualizadas sin ganas de implantar productos, servicios o metodologías para ellos desconocidas.

La importancia de los estándares abiertos

World Wide Web Consortium

World Wide Web Consortium

Recuerdo que la mayoría de las páginas web hace años señalaban en un lugar destacado que estaban optimizadas para ser visualizadas con Internet Explorer en una resolución de 800×600. Algunas reliquias sobreviven con gifs animados y botones en java, pero en general, se tiende a no recomendar un navegador particular y a diseñar las páginas y aplicaciones web para que la elección del usuario no interfiera en la “experiencia de la navegación“, que diría Steve Jobs.

El W3C lleva muchos años diseñando estándares abiertos para la web, adaptándose al paso de las distintas necesidades y las nuevas tecnologías. Así, sus recomendaciones incluyen AJAX, HTML, CSS, XHTML, XML, etc. La mayoría de los navegadores recogen e implementan estos estándares, aunque algunos están empeñados en mantener su posición dominante con la técnica de “Adoptar, extender y extinguir

Particularizando en la administración electrónica, debo citar de nuevo la ley 11/2007 (LAECSP), que en artículo 2 reconoce los derechos de los ciudadanos en su relación electrónica con la administración pública. Concretamente, especifica:

Artículo 2.k. [los ciudadanos tienen derecho] a elegir las aplicaciones o sistemas para relacionarse con las Administraciones Públicas siempre y cuando utilicen estándares abiertos o, en su caso, aquellos otros que sean de uso generalizado por los ciudadanos.

Además, en su artículo 41 habla de la interoperabilidad:

Artículo 41. Interoperabilidad de los Sistemas de Información. Las administraciones Públicas utilizarán las tecnologías de la información en sus relaciones con las demás administraciones y con los ciudadanos, aplicando medidas informáticas, tecnológicas, organizativas, y de seguridad, que garanticen un adecuado nivel de interoperabilidad técnica, semántica y organizativa y eviten discriminación a los ciudadanos por razón de su elección tecnológica.

Esto obliga a las administraciones a utilizar los estándares abiertos y a no discriminar a los usuarios por el navegador (o la suite ofimática) que se elija. De este modo no deberíamos encontrar en las páginas de la administración pública ningún aviso que nos indique la obligatoriedad de utilizar Internet Explorer, Microsoft Word o Google Chrome, si es que llega ese momento, que no sería raro.

Kevin Novak, responsable del grupo de interés en Administración electrónica del Word Wide Web Consortium, escribió un artículo tituladoThe importance of Open Web Standards in the Move to Open and Transparent Government” (PDF) (La importancia de los estándares web abiertos en el movimiento por un gobierno abierto y transparente) en el que dice:

Es importante considerar qué Web y qué tecnologías relacionadas son necesarias y cómo esas tecnologías afectan al éxito último de nuestros esfuerzos. Los objetivos de un gobierto abierto – accesibilidad, interoperabilildad, inclusión ciudadana, e interacción requerirá la adopción y el uso de una web y unos estándares abiertos. Sin ellos, los datos no podrán ser intercambiados o interoperados con otras aplicaciones, las páginas web no podrán ser interpretadas de forma efectiva, la información no podrá ser compartida o interpretada y las páginas web o los datos no podrán ser gestionados para el largo plazo“.

Estoy muy de acuerdo con él. Afortunadamente contamos con organismos dedicados a definir estándares libres. Organismos que cuentan con la industria y las administraciones para recoger las necesidades y plasmarlas en una definición que pueda ser útil para todos. Debemos utilizarlas porque es muy importante garantizar que el modo en que se relacionan los ciudadanos con las administraciones no sea a través de una solución tecnológica impuesta y privada, y que la información que intercambian tenga un formato libre y estándar.

Esquema Nacional de Seguridad

Leyendo sobre seguridad en la administración pública he dado con una entrada en el blog de Javier Cao, donde hace referencia a la publicación del borrador del Real Decreto sobre el Esquema Nacional de Seguridad (PDF).

Seguridad

Seguridad

La famosa ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, en su artículo 42, crea el Esquema Nacional de Seguridad (ENS) y señala que tiene por objeto establecer la política de seguridad en la utilización de medios electrónicos. Sin embargo, no es hasta el pasado mes de julio cuando aparece publicado el primer borrador del proyecto de Real Decreto que lo regula. Según este borrador, la finalidad del Esquema Nacional de Seguridad es “el establecimiento de los principios y requisitos de una política de seguridad en la utilización de medios electrónicos que permita la adecuada protección de la información“.

No es un secreto que el marco normativo que regula la administración electrónica en España se desarrolla con una llamativa lentitud, habida cuenta de que la propia ley 11/2007 establece plazos muy claros para su cumplimiento (31 de diciembre de este mismo año 2009 para la AGE). En ese sentido, Bartolomé Borrego recuerda las normas pendientes, que no son pocas.

El ENS pretende asegurar una serie de cuestiones que vienen recogidas en el documento, y que constituyen las palabras clave en cualquier proyecto de seguridad:

  • Acceso
  • Integridad
  • Disponibilidad
  • Autenticidad
  • Confidencialidad
  • Trazabilidad
  • Conservación de datos, informaciones y servicios.

Esta norma obliga a las administraciones a disponer de una política formal de seguridad, que debe incluír, entre otros, los siguientes puntos:

  • Formar e informar de sus obligaciones a todo el personal relacionado con los sistemas de información
  • Proteger el aceso al sistema de información
  • Proteger las instalaciones
  • Registrar la actividad de los usuarios
  • Disponer de un sistema de detección y reacción ante incidentes de seguridad
  • Ajustar los mecanismos de firma electrónica a lo establecido en el ENS
  • Ajustar las notificaciones y resoluciones para asegurar la autenticidad del organismo, la integridad y la autenticidad del destinatario.
  • Pasar una auditoría periódica que garantice el ajuste de los sistemas al ENS

No deja de ser sorprendente que estas normas se encuentren todavía en fase de proyecto cuando a finales de este mismo año la Administración General del Estado ha tenido que cumplir con lo establecido en la ley. Sabiendo además que el tiempo de reacción de las administraciones públicas para acometer una reforma es necesariamente mayor que el de los organismos privados (concursos, publicidad, licitaciones, adjudicaciones, etc.), hace tiempo que el marco legal debía haber quedado establecido.

De momento, y hasta que los proyectos se confirmen, habrá que orientar a las administraciones en el sentido de los borradores, para intentar no implementar ningún sistema que en unos meses no cumpla con lo establecido en la ley, con el consiguiente gasto extraordinario que supondrá su adaptación.

Y es que la hucha de la administración y el bolsillo del ciudadano no están ahora mismo para gastos evitables.

La red SARA

Ayer hablaba de las reivindicaciones de Hispalinux en favor del Software Libre en la Administración Pública, con las que estaba fundamentalmente de acuerdo, pero una de sus demandas me llamó especialmente la atención.  Dicen que “la red SARA no puede ser de una empresa“.

La red SARA (Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones) es una red de comunicaciones del Ministerio de Administraciones Públicas (ahora dependiente del Ministerio de la Presidencia) que interconecta distintas Administraciones Públicas españolas entre sí. A través de ella, los Ministerios, Comunidades Autónomas, ayuntamientos y otros organismos públicos pueden interconectarse también con la red transeuropea TESTA, que interconecta las redes administrativas de los distintos países de la Unión Europea.

Se trata por tanto de una red pública que utilizan las administraciones. Veamos un poco más en detalle sus características:

SARA surge de la obligación que el artículo 43 de la ley 11/2007 establece de crear una red de comunicaciones que interconecte las Administraciones Públicas españolas entre sí y con otras redes europeas, y toma como base la red anterior: Intranet Administrativa (IA).

Técnicamente, cuenta con un ancho de banda de 1Gbps en Ministerios y CPDs, y 100 Mbps en cada Comunidad Autónoma. Tiene una tipología de conexión punto-multipunto, por lo que no existe un nodo central. Está diseñada com tecnología VPLS (Virtual Private LAN Switching), que es la encargada de garantizar la conectividad cualquiera-con-cualquiera.

Estructura de Sara

Estructura de Sara

Sobre esta red las distintas administraciones pueden compartir los servicios que consideren oportunos. Algunos ejemplos de servicios comunes a los que se puede acceder son:

  • Verificación de los datos de identidad y residencia
  • Plataforma de validación de firma electrónica (@firma)
  • Pasarela de pago
  • Videoconferencia

Para ver la importancia de esta red en expansión, pondremos como ejemplo que a ella se conectan las sedes ministeriales, AEAT, TGSS, SPEE, Consejo de Estado, Casa Real, AEPD, Centro de Seguridad Nuclear, Tribunal de Cuentas, FNMT, Banco de España, entre otros muchos organismos.

Siendo una red pública,  desde octubre de 2008 el soporte,  la actualización tecnológica y el sistema de información son responsabilidad de Steria Iberica , quien  se adjudicó en esas fechas el concurso público.

Se puede consultar más información de la red SARA en el CTT y en el CSAE.

Panorama Theme by Themocracy