El blog de Carlos Díaz-Pache » W3C

Entradas etiquetadas: W3C

Carencias en las webs ministeriales

Accesibilidad web

¿Son accesibles las webs ministeriales?¿Están escritas conforme a los estándares?

Haciendo un repaso por las webs principales de cada uno de los 17 Ministerios con los que cuenta el gobierno podemos ver las carencias evidentes que todavía tienen en materias tan elementales como la programación de acuerdo a los estándares, la oferta de información en todos los idiomas oficiales o la accesibilidad web.

En el cuadro adjunto puede verse como más de la mitad de estos ministerios no pasan las validaciones del W3C respecto a la codificación empleada para la programación de sus sitios web.

Respecto a la disponibilidad de la información en varios idiomas, puede verse cómo a pesar de que todos los ministerios cuentan con los correspondientes enlaces para cambiar a catalán, vasco o gallego (la clásica barra bienvenidos / benvinguts / benvidos / ongi etorr), al pulsar sobre esos enlaces podemos comprobar que en la inmensa mayoría de los casos el contenido está, o bien mezclado, o bien directamente en castellano.

Ministerio Codificación Rdo. Errores Multiidioma
Ministerio de Presidencia HTML 4.01 KO 33 NO2
Ministerio de Economía y Hacienda XHTML 1.0 OK 0 SI1
Ministerio de Política Territorial XHTML 1.0 OK 0 SI1
Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación HTML 4.0 KO 108 NO2
Ministerio de Justicia XHTML 1.0 KO 11 SI1
Ministerio de Defensa XHTML 1.0 KO 15 NO2
Ministerio del Interior XHTML 1.0 KO 2 NO2
Ministerio de Fomento XHTML 1.0 OK 0 NO2
Ministerio de Educación XHTML 1.0 OK 0 SI
Ministerio de Trabajo e Inmigración XHTML 1.0 OK 0 SI1
Ministerio de Industria, Turismo y Comercio XHTML 1.0 OK 0 SI1
Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino XHTML 1.0 OK 0 NO2
Ministerio de Cultura XHTML 1.0 KO 291 SI1
Ministerio de Sanidad y Política Social XHTML 1.0 KO 8 NO2
Ministerio de Vivienda XHTML 1.0 KO 258 NO2
Ministerio de Ciencia e Innovación XHTML 1.0 KO 168 NO2
Ministerio de Igualdad XHTML 1.0 KO 0 NO2

1: Noticias solamente en castellano
2: Solamente los menús están en los distintos idiomas
3: Lleva el logotipo que le acredita como HTML 4.01 válido, pero no cumple.

Respecto a la accesibilidad, no existe una prueba automática que pueda determinar inmediatamente si se cumple con un determinado nivel de exigencia (el nivel AA es el obligatorio), ya que muchas de las normas de accesibilidad son subjetivas o interpretables. Sin embargo, una prueba automática sí puede determinar que no cumple el nivel exigido porque otras muchas normas son técnicas y objetivas.

Repasando someramente las páginas principales de los ministerios haciendo el Test de Accesibilidad Web de la Fundación CTIC, he podido elaborar este cuadro:

Ministerio Auditoría Logo W3C Pr. 11 Pr. 22
Ministerio de Presidencia 3 1 0
Ministerio de Economía y Hacienda No 0 0
Ministerio de Política Territorial No No 0 2
Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación No No 0 15
Ministerio de Justicia No No 0 0
Ministerio de Defensa No 0 0
Ministerio del Interior No 0 1
Ministerio de Fomento 4 0 0
Ministerio de Educación 5 0 0
Ministerio de Trabajo e Inmigración No No 0 0
Ministerio de Industria, Turismo y Comercio No 0 0
Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino No 0 0
Ministerio de Cultura No 5 1
Ministerio de Sanidad y Política Social 6 0 0
Ministerio de Vivienda No No 3 24
Ministerio de Ciencia e Innovación No 0 0
Ministerio de Igualdad No 0 0

1: Errores automáticos de prioridad 1
2: Errores automáticos de prioridad 2
3: Fecha de la auditoría: 20/03/2007
4: Fecha de la auditoría: 15/02/2007
5: Fecha de la auditoría: 03/12/2008
6: Fecha de la auditoría: 18/01/2010

Creo que es destacable el poco interés que parecen demostrar algunos ministerios en estos temas cuando a través de una herramienta automática se puede evidenciar su mal hacer ya en la propia portada de su web. Si la puerta chirría y está astillada, ¿cómo será por dentro la casa?

Quizás una política seria de calidad y una coordinación a nivel ministerial (¿se atreverían con una coordinación interministerial?) podría reducir estos errores a su mínima expresión.

Este breve análisis se ha limitado a las portadas de las webs ministeriales, pero sería interesante hacerlo también para los organismos más destacados de la AGE: Agencia Tributaria, Servicio Público de Empleo Estatal, Dirección General de la Policía, etc.

La importancia de los estándares abiertos

World Wide Web Consortium

World Wide Web Consortium

Recuerdo que la mayoría de las páginas web hace años señalaban en un lugar destacado que estaban optimizadas para ser visualizadas con Internet Explorer en una resolución de 800×600. Algunas reliquias sobreviven con gifs animados y botones en java, pero en general, se tiende a no recomendar un navegador particular y a diseñar las páginas y aplicaciones web para que la elección del usuario no interfiera en la «experiencia de la navegación«, que diría Steve Jobs.

El W3C lleva muchos años diseñando estándares abiertos para la web, adaptándose al paso de las distintas necesidades y las nuevas tecnologías. Así, sus recomendaciones incluyen AJAX, HTML, CSS, XHTML, XML, etc. La mayoría de los navegadores recogen e implementan estos estándares, aunque algunos están empeñados en mantener su posición dominante con la técnica de «Adoptar, extender y extinguir»

Particularizando en la administración electrónica, debo citar de nuevo la ley 11/2007 (LAECSP), que en artículo 2 reconoce los derechos de los ciudadanos en su relación electrónica con la administración pública. Concretamente, especifica:

Artículo 2.k. [los ciudadanos tienen derecho] a elegir las aplicaciones o sistemas para relacionarse con las Administraciones Públicas siempre y cuando utilicen estándares abiertos o, en su caso, aquellos otros que sean de uso generalizado por los ciudadanos.

Además, en su artículo 41 habla de la interoperabilidad:

Artículo 41. Interoperabilidad de los Sistemas de Información. Las administraciones Públicas utilizarán las tecnologías de la información en sus relaciones con las demás administraciones y con los ciudadanos, aplicando medidas informáticas, tecnológicas, organizativas, y de seguridad, que garanticen un adecuado nivel de interoperabilidad técnica, semántica y organizativa y eviten discriminación a los ciudadanos por razón de su elección tecnológica.

Esto obliga a las administraciones a utilizar los estándares abiertos y a no discriminar a los usuarios por el navegador (o la suite ofimática) que se elija. De este modo no deberíamos encontrar en las páginas de la administración pública ningún aviso que nos indique la obligatoriedad de utilizar Internet Explorer, Microsoft Word o Google Chrome, si es que llega ese momento, que no sería raro.

Kevin Novak, responsable del grupo de interés en Administración electrónica del Word Wide Web Consortium, escribió un artículo titulado «The importance of Open Web Standards in the Move to Open and Transparent Government» (PDF) (La importancia de los estándares web abiertos en el movimiento por un gobierno abierto y transparente) en el que dice:

«Es importante considerar qué Web y qué tecnologías relacionadas son necesarias y cómo esas tecnologías afectan al éxito último de nuestros esfuerzos. Los objetivos de un gobierto abierto – accesibilidad, interoperabilildad, inclusión ciudadana, e interacción requerirá la adopción y el uso de una web y unos estándares abiertos. Sin ellos, los datos no podrán ser intercambiados o interoperados con otras aplicaciones, las páginas web no podrán ser interpretadas de forma efectiva, la información no podrá ser compartida o interpretada y las páginas web o los datos no podrán ser gestionados para el largo plazo«.

Estoy muy de acuerdo con él. Afortunadamente contamos con organismos dedicados a definir estándares libres. Organismos que cuentan con la industria y las administraciones para recoger las necesidades y plasmarlas en una definición que pueda ser útil para todos. Debemos utilizarlas porque es muy importante garantizar que el modo en que se relacionan los ciudadanos con las administraciones no sea a través de una solución tecnológica impuesta y privada, y que la información que intercambian tenga un formato libre y estándar.

Panorama Theme by Themocracy